¿Cuánto sale construir una casa rodante?

Una de las cosas que siempre nos preguntan desde que empezamos éste gran proyecto es: ¿Cuánto cuesta construir una casa rodante?

Creo que lo más importante, antes de empezar a enumerar gastos, es que partamos de la base de que nada se logra solos o solas. Nosotros construimos nuestra casita con la ayuda de muchas personas que confiaron en nuestro sueño y en nuestras ganas de una vida distinta.

Tanto el interior, como el mantenimiento y la decoración de la Caracola tienen aportes de muchos amigos y familiares que, como podían, nos iban aportando un granito de arena para tener un hogar habitable y armonioso.

Además, intentamos hacer todo sin pagar mano de obra extra; lo que, de alguna manera, nos acortó los gastos. No se pierdan del lujo de construir su propio lugar en el mundo.


¿Cómo juntamos la plata para empezar?


Por un lado, veníamos ahorrando en dólares, porque la idea era que si no podíamos concretar la casa rodante, nos iríamos a vivir afuera un tiempo. Para el momento en que apareció la camioneta perfecta, llevábamos ahorrados 700 dólares, que eran alrededor de $56.000.

El hermano de Leo, que tenía la posibilidad de sacar un préstamo a su nombre, nos hizo el favor de pedir $150.000 al banco, a devolver en dos años. Por lo que todavía seguimos pagando la camioneta.

Y lo que nos faltaba nos lo prestaron los abuelos y tíos de Leo, su mamá y el compañero, y mi mamá.

Se podría decir que nos endeudamos un poco jeje pero valió cada esfuerzo.

Entonces recomendamos, que no bajen los brazos de entrada, porque siempre hay alguien que puede aportar aunque sea quinientos pesos y con eso se empieza a construir cualquier cosa.

Aceptar la ayuda que nos brindaron todos ellos fue el inicio de ésta aventura. Sobre todo en este mundo, donde en algún momento nos hicieron creer que con méritos se logra todo y que uno puede hacerlo solo. Bueno, la verdad es que nunca hacemos cosas solos, siempre, aunque sean en gestos mínimos, estamos acompañados por muchas otras personas que se encuentran detrás o al lado nuestro en cada acto.

Aceptar a nuestros seres queridos como inversores de nuestros sueños y proyectos, pedirles ayuda sin vergüenza ni miedo al “no” como respuesta, fueron dos de las mejores decisiones que tomamos desde que empezó ésta aventura.

Así que ya saben, la próxima que vean a la abuela, le manguean unos pesos mientras le cocinan el almuerzo (porque también hay que devolver con mimos los favores jeje).


Y ahora sí, ¿Cuánto gastamos?


En principio, quería comentar que nosotros, casi todas las cosas que le hicimos, las hicimos lejos del lugar donde vivimos mucho tiempo (La Plata) y eso significó hacer gastos más altos de los que esperábamos por no conocer las tiendas especializadas, ni los lugares con mejores precios. Además, teníamos tantas ganas de viajar, que no queríamos demorarnos ni un día de más en la construcción, cosa que también influyó porque no nos tomamos el tiempo de buscar con verdadera atención ni comparar precios.

Es decir, que, probablemente, si ustedes tienen tiempo y hacen un estudio de mercado o piden los materiales por plataformas web, seguro el costo será otro. Dicho esto, paso a contarles todos nuestros gastos.


Compra de la camioneta


La Caracola, una Mercedes Benz MB 180 D del año ‘95, nos salió $250.000 (3.125 USD). Lo bueno es que solo quedaba pagar un año de patentes, en total $900 (11,25 USD). La transferencia de titularidad nos costó $9.736 (121,70 USD).


Limpieza


A qué esto no se lo esperaban jeje Pero sí, pasamos dos días enteros limpiandola en profundidad. Lo que sucede con camionetas tipo furgón, de carga, o que están en uso diario pero no funcionan como hogar, es que se las deja estar un poco. Nosotros decidimos hacer una limpieza profunda previo al amueblamiento y para ello tuvimos que incursionar en unos pequeños gastos, que al final del día suman también jeje

Hicimos una compra de antigrasa, guantes, rejilla, revividor de plásticos (clave para que queden como nuevos), dos cepillos, rociador, lijas y espuma limpia tapizados, que nos salió $1.135 (14,18 USD).



Revestimiento interior y aislación


Aunque el techo ya nos vino recubierto con machimbre, estuvimos averiguando el costo para cambiarlo y poner uno nuevo. Cada tabla sale $129 (como les decíamos, nos vuelve a pasar lo mismo, estamos averiguando en un pueblo donde no conocemos mucho y no hay muchas opciones de precios). En el caso de nuestra camioneta, lleva 11 tablas de machimbre de 12 cm de ancho y 3 metros de largo, y el costo final del material es de $1.419 (11,82 USD). La colocación es el doble, aproximadamente. Por lo que el techo saldría unos $3.000 (25 USD) si decidimos cambiarlo finalmente.

Para aislar la camioneta, algo que también nos tiene atareados estos días, estamos averiguando para comprar lana de vidrio con aluminio. Nosotros habíamos hecho una primera aislación con telgopor, que es algo que nos habían recomendado, pero no nos funcionó muy bien. Por lo que estuvimos viendo, un rollo de lana de vidrio de 20 metros cuadrados podría costarnos alrededor de $4.500 (37,50 USD) y alcanzaría para recubrir la totalidad de la camioneta. Ya los actualizaremos más adelante, cuando concretemos la compra y la puesta del material.

Para las paredes compramos terciado de pino de 3 mm. La verdad es que queríamos que tuviera un aspecto lo más hogareño posible por lo que prácticamente recubrimos cada espacio grande con ese material. Utilizamos tres planchas que nos costaron $2.640 (22 USD). Estamos averiguando también para recubrir los espacios vacíos de la chapa con tela o algún tapizado para autos, cosa que también les contaremos más adelante cuando definamos bien qué. Pero a grandes rasgos, la camioneta se convirtió en un hogar cuando tuvo paredes jeje.

El piso venía con una goma típica de los automóviles, negra, sin brillo. Así que decidimos quitarla completamente y en su lugar pegar un piso vinílico símil madera. Para ello necesitábamos el vinilo y los materiales para colocarlo, que nos costaron $5.500 (68,75 USD).


Electricidad


Para tener luz en la Caracola, conectamos dos cable de dos polos directo a la batería y dos teclas de encendido-apagado. Entre estas colocamos un fusible, por cualquier desperfecto, y cuatro cables más que fueron a las dicroicas de 12 V. Todo el material nos salió $1.538 (19,22 USD).

Actualmente estamos averiguando para realizar una abertura en la camioneta para poder utilizar electricidad exterior (por ejemplo en campings, donde existe la posibilidad de “enchufar” la camioneta directo a un poste de electricidad), paneles solares y un conversor de 12 V a 220 V con una batería extra. Pero más adelante les contamos esos detalles jeje



Muebles


Una de las cosas buenas de la Caracola (otro día les contamos por qué elegimos la Mercedes entre todas las opciones posibles) es que ya venía con la mesa y las bauleras, que a la vez se convierten en cama. Sin embargo, estos días tuvimos algunos inconvenientes, por los años y la humedad (dos enemigos de la madera jeje) y nos pusimos en campaña de averiguar cuánto costaría arreglarla o cambiarla, por lo que podemos darles un estimativo de lo que saldría colocarlo de cero.

Una estructura como la nuestra, por lo que estuvimos viendo puede llegar a salir alrededor de $10.000 (125 USD) si compramos el material por nuestra cuenta y vemos a un herrero y un carpintero.

Lo que hicimos nosotros, porque la madera que venía en la camioneta estaba un poco fea ya, fue lijarla y pintarla de blanco. Gastamos $1.000 (12,50 USD) en pintura, aguarrás y rodillos.

Además, para empezar el viaje, mandamos a hacer un mueble a medida para la ropa y las cosas de cocina, que nos salió $4.000 (50 USD).


Mecánica


A pesar de que la camioneta estaba prácticamente impecable, tuvimos que hacerle varios arreglos que no tuvimos en cuenta cuando empezamos a planificar el viaje. Puede pasar, la cuestión es que hasta que no la tenés en tus manos, no sabés con certeza qué puede fallar.

Tuvimos que comprar la tapa del radiador y un líquido refrigerante bueno: $1.800 (22,50 USD).

Le cambiamos el caño de escape completo, porque hacía mucho ruido cuando manejábamos en la ruta: $5.900 (73,75 USD).

Mandamos a revisar los amortiguadores delanteros, porque hacían ruido en todos los badenes, nos cambiaron los bujes y la barra estabilizadora, y una alineación: $28.500 (356,25 USD).

Tuvimos que arreglar el techo, que tenía algunos agujeros en la chapa y se había oxidado, así que compramos fibra de vidrio y membrana líquida y lo colocamos por nuestra cuenta: $1.500 (15 USD).


Lo bueno de eso, es que nos hizo asegurarnos de que todavía existen los repuestos de la camioneta jeje


Los precios en dólares son estimativos, basados en la suba y la baja del dólar de cada mes.


Ojalá ésta nota les sirva para darse una idea de lo que sale camperizar una camioneta y, que no bajen los brazos, porque nada es imposible.

Finalmente, queremos agradecer a todas las personas que colaboraron en el proceso de armado de la camioneta, las manos invisibles; los amigos mecánicos que nos revisaron las luces, el motor, las puertas. Y sobre todo, a nuestras familias. Nosotros somos gracias a todos ustedes. Ubuntu.



1252 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo